Quiere Aumentar su Rendimiento Empresarial? Lidere con Mujeres

¿Está preocupado por cumplir los objetivos de rendimiento y aumentar la cuota de mercado a través de sus empleados? En su mayor parte, la inteligencia de las personas permanece parcialmente aprovechada porque los gerentes no entienden cómo involucrar todo el cerebro de la organización y maximizar su potencial. Esta publicación explorará formas de aumentar la inteligencia organizacional y proporcionará estrategias que pueden generar resultados incrementales inmediatos.

¿Por qué entender la inteligencia organizacional?

La inteligencia organizacional (OI) “se refiere a la capacidad de la organización para generar conocimiento para adaptarse a su entorno y lograr resultados comerciales” William Hallal. Estamos en las eras del conocimiento y la información, donde aprender a adaptarse a un entorno en constante cambio es fundamental para la supervivencia. Por lo tanto, centrarse en aumentar la inteligencia organizacional tiene sentido en el clima actual. ¿Cómo se aumenta el coeficiente de inteligencia de su organización?

En resumen, la clave está en su capacidad de establecer un clima de aprendizaje psicológicamente seguro donde todos los empleados puedan confiar en que pueden asumir un riesgo calculado, aprender, fallar y hablar de forma directa a sus superiores sin tener miedo a la retribución.

Además, la inteligencia organizacional se puede aumentar mediante la contratación de mujeres. La investigación realizada por Anita Woolley de la Universidad Carnegie Mellon descubrió que la inteligencia colectiva del grupo aumenta cuando tienes mujeres en el grupo. Las mujeres son la clave de cualquier grupo debido a su capacidad para colaborar y conectarse a un nivel más profundo con los demás. La investigación sugiere que la inteligencia colectiva de un grupo predecirá el rendimiento de un equipo y anulará el nivel de inteligencia de la persona más inteligente del grupo. En Colombia 84% de los niños son criados por madres solteras, cuando usted contrata mujeres no solo está incrementando su inteligencia organizacional también está creando un impacto social positivo del cual su marca depende.

Los estudios han demostrado que tener un 30% de mujeres en puestos de liderazgo aumenta las ganancias netas en un 6%. ¿Está perdiendo dinero porque su junta directiva o cartera de nuevas empresas está dominada por hombres?

La investigación del cerebro ha demostrado que hay más de 100 diferencias de género específicas del cerebro entre hombres y mujeres. Esto incluye que las mujeres tengan casi diez veces más materia blanca que los hombres (lo que las hace más rápidas en la transición entre tareas aleatorias que los hombres) a tener un hipocampo más grande (el centro de memoria humano) y centros de procesamiento verbal en ambos lados del cerebro. Esto ayuda a las mujeres a absorber mejor la información sensorial que los hombres y a comunicar con más detalle sus experiencias. En pocas palabras: las mujeres están conectadas para colaborar y aprovechar su network neuronal demostrando empatía y valorando las contribuciones de los demás. Entonces, si crees que eres la persona más inteligente en tu empresa, debes saber que puedes formar un equipo que incluso te supere cuando contrates a más mujeres y les permitas liderar.

Podemos escuchar a los cínicos, no todas las mujeres son colaboradoras. Es cierto que si se establece a las mujeres en un entorno donde tienen que competir y ser recompensadas por el comportamiento masculino en lugar de su comportamiento de colaboración natural, entonces se producirán mujeres muy agresivas. Todo se reduce a la naturaleza frente a la crianza. El gen que se expresa se correlaciona con el entorno en el que opera. Hay muchas organizaciones donde el hombre o la mujer más fuerte y agresiva gana la conversación y toma el poder. Nuestra investigación sobre seguridad psicológica ha demostrado que las mujeres en entornos dominados por hombres experimentan niveles más bajos de seguridad psicológica. Si desea cambiar esto, examine el micro-comportamiento que se recompensa en su organización. ¿Quién recibe la promoción? ¿Qué comportamientos los hacen dignos de promoción? ¿Cómo tratan a los subordinados? No se centre solo en los números de rendimiento.

Si eres pionero y estás contratando mujeres cada vez más, no te detengas allí. Crea un ambiente inclusivo donde las mujeres se sientan respetadas y empoderadas para entregar los mejores resultados. Asegúrate que la empresa no tolere comentarios sexistas que hagan sentir a las mujeres incomodas.

¿Cómo puedes comenzar?
· En la orientación: Edúquese pregunte a las mujeres qué aspecto tiene un lugar de trabajo inclusivo para las mujeres. ¿Y qué falta en su organización en ese momento? ¿Qué tipo de comportamiento hace que las mujeres sientan que pertenecen? ¿Cuáles son las características de los entornos donde prosperan?
· Liderazgo: dar el ejemplo y no participar en comentarios sexistas o permitir que sucedan en presencia de las mujeres.
· Análisis de datos: mire los datos de su promoción, ¿las mujeres están siendo promovidas? ¿Estás permitiendo que las mujeres trabajen a tiempo parcial para cumplir con sus obligaciones familiares? Sepa que el prejuicio humano siempre estará presente, pero puede mitigarlo cambiando el entorno.

El objetivo nunca es tener un número desproporcionado de hombres y mujeres. En cambio, abogamos por aprovechar un conjunto diverso de cerebros y experiencias que pueden aumentar la inteligencia y el rendimiento de su organización. ¿Cómo maneja la diversidad de género para aumentar la inteligencia colectiva de tu empresa?

Comparta sus ideas en la sección de comentarios.

Neural Shifts
administrator
VENUS REKOW is a behavioral architect, researcher and leadership facilitator whose passion lies on helping leaders drive behavior change by translating scientific insights into actionable best practices. She conducts research on psychological safety and leadership practices to help her clients strengthen their organizational cultures. As the founder of Neural Shifts, she uses her behavioral analytical skills to get to the root of behavior and facilitate meaningful and lasting change. She holds a B.S. in psychology from Boise State University; a M.S. in Organizational Development form Seattle University; a M.S. in Neuroscience from University of Oberta, Spain; and a Certified executive coach form the Institute for Professional Excellence in Coaching and the Neuroleadership Institute.
No comments yet! You be the first to comment.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *